La Torre Castro

 

Construida para defender el Reino de Valencia de las incursiones castellanas durante la Guerra de los Dos Pedros, a mediados del siglo XIV, la Torre Castro de Calles es toda una referencia en el pueblo, llegando a inspirar incluso numerosas leyendas. A día de hoy la Torre se halla destruida, pues no resistió el envite de la Primera Guerra Carlista, siendo dinamitada por las tropas de María Cristina para evitar así que pudiera cobijar a carlistas y roderos. Aunque hoy se halla inaccesible y destruida, el monte que la alberga, constituye un magnifico mirador de todo el valle de Calles y su entorno, pudiendo distinguirse puntos geográficos como el Pico Ropé (Chera), pueblos como Calles y Chelva, y otros enclaves históricos como el Acueducto de Peña Cortada y el Castillo de Domeño.
En los alrededores de Torre Castro encontramos numerosas muestras de patrimonio etnológico, como las caleras (al pie del sendero PRV 92), el Corral del Tío Celestrín y el Corral del Tío Gorritín. Al estar integrada en el recorrido del sendero PRV 92, es ideal para combinar con el Acueducto de Peña Cortada

Interior de la cueva del Corral del Tio Celestín

Interior de la cueva del Corral del Tio Celestín

 

Peñasco donde se hallan los restos de Torre Castro. Foto: Ricardo Cristal García.

Peñasco donde se hallan los restos de Torre Castro. Foto: Ricardo Cristal García.

Vista de Calles desde la Torre Castro. Foto: Ricardo Cristal García.

Vista de Calles desde la Torre Castro. Foto: Ricardo Cristal García.

Caseta del Corral del tío Celestrín. Antaño empleado para guardar ganado, cuenta con una cueva en su interior. Foto: Ricardo Cristal García.

Caseta del Corral del tío Celestrín. Antaño empleado para guardar ganado, cuenta con una cueva en su interior. Foto: Ricardo Cristal García.