Iglesia que data de los S. XVI-XVIII. Aunque de origen Gótico, el edificio pertenece al estilo renacentista. Consta de una sola nave con capillas en sus cinco tramos y Espona poligonal de tres lados cubierta con bóveda convergente en cinco florones. Destaca su campanario de 35 metros. El retablo mayor, formado por relieves de la anunciación, nacimiento, resurrección y adoración. El cáliz es de plata dorada, del siglo XV, con la patena de estilo renacentista. Se conserva una cruz procesional de un alto valor artístico y renacentista. Respecto a las obras pictóricas destacan diez pinturas de la escuela de Ribalta y un mural de Andilla.