El senderismo es una actividad deportiva y recreativa que se enmarca dentro del mundo excursionista. En esencia consiste en recorrer a pie sendas y caminos (homologados o no), sobre todo los correspondientes a rutas tradicionales (caminos de herradura, caminos vecinales, vías pecuarias, etc.), como forma de entrar en contacto con la naturaleza de una manera humana y ecológica.

Además de tratarse de un ejercicio saludable al alcance de una gran mayoría de la población, practicar el senderismo es siempre una ocasión privilegiada para abandonar los entornos urbanos masificados y polucionados y acercarse a un mundo rural que lucha por pervivir y conservar su valioso patrimonio cultural y natural. Desde este punto de vista, en pocos ámbitos podemos observar un marco de relación entre estos dos mundos tan virtuoso como el que nos ofrece la práctica consciente del senderismo.

En el caso concreto de La Serranía, tanto por sus grandes dimensiones (la segunda comarca más extensa de la provincia de Valencia) como por las infraestructuras forestales (senderos, áreas recreativas, refugios, etc.) que contiene, se trata de uno de los

mejores lugares para la práctica senderista en nuestro territorio. En los municipios que forman parte de la Mancomunidad La Serranía en la actualidad, existen más de una veintena de senderos homologados entre los de Pequeño Recorrido (PR) y los Senderos Locales (SL). Además, atraviesan la comarca dos Senderos de Gran Recorrido, el GR-7 (Algeciras-Rodas) y el GR-lo (Pugol-Lisboa), y otro transita íntegramente dentro de ella (GR-37).

Aprovechando la amplitud geográfica y la extensa red senderista serrana, hemos realizado una selección de 12 rutas, una por cada municipio de la Mancomunidad, procurando una amplia representatividad de paisajes (fluviales, agrarios y de montaña), así como el carácter circular de los itinerarios y evitando, cuando ha sido posible, el paso por carreteras o caminos muy transitados.